Hacking Xbox One: Cambiando el disco duro por un SSD



Ver más videos en:

Uno de los aspectos que empiezan a preocupar a los jugones más empedernidos es el enorme tamaño de cualquiera de los juegos que se están lanzando para PS4 y Xbox One. Los 500GB de serie que ofrece cada consola ya no parecen tan grandes… De hecho, ambos fabricantes han buscado una forma de aumentar ese espacio.

En el caso de PS4, la manera es cambiando el disco duro por otro. El proceso es sencillo ya que los ingenieros han dejado el mismo muy muy accesible, bajo la tapa. Con Xbox One es diferente. Por defecto no se debe cambiar el disco (sería una maniobra con la que perder la garantía de Xbox One al instante). La alternativa es conectar un disco duro externo por USB.