Fallo de Seguridad Permitirá Piratear Xbox One.



Con el lanzamiento de cada nueva consola, los hackers de medio mundo se ponen manos a la obra con el fin de conocer y desentrañar cada uno de los resquicios de estas pequeñas maravillas de la ingeniería que los fabricantes ofrecen para las delicias de los jugadores. El objetivo último de muchos de ellos es poder ejecutar copias de juegos, el de otros, conseguir la fama y el prestigio que se obtiene en la comunidad tras reventar la seguridad de uno de los dispositivos domésticos más seguros de la actualidad. Otros simplemente buscan poder disfrutar de su consola haciendo con ella cosas para las que no fue concebida en un principio. Sea cual fuese el motivo principal, un fallo de seguridad en Microsoft Edge parece haber dado el primer paso para permitir piratear Xbox One.

Todas las consolas han caído en este proceso de hackeo, y ahora un grupo de hackers ha publicado un exploit aprovechando una brecha en el navegador de internet Microsoft Edge que permite ejecutar código casero en Xbox One, el primer paso para el hackeo de la consola y para instalar cualquier pograma que deseemos en la consola sin necesidad de depender de la tienda de Xbox ni de los controles de Microsoft.
El exploit está desarrollado para la versión 10.0.14393.2152 (rs1_xbox_rel_1610 161208-1218) de diciembre del 2016, por lo que si mantienes al día tu consola con las actualizaciones ya no podrás aprovecharlo, ya que Microsoft solventó el problema hace tiempo, pero no sería de extrañar que en el futuro aparezcan nuevas versiones del código capaces de comprometer la seguridad de la consola en sus versiones del sistema operativo más recientes.

Las políticas abiertas de Xbox con la unificación de la tienda de Windows y Xbox y la posibilidad de permitir a todos los desarrolladores publicar sus aplicaciones, unidos a los beneficios de mantener la consola conectada a Xbox Live y los bajos precios de los juegos en formato digital han reducido al mínimo el interés de los usuarios por la piratería en Xbox One, que cada vez supone menos ventajas. Sin embargo, las últimas decisiones de la compañía de imponer condiciones más estrictas a los desarrolladores como no permitir emuladores en la Xbox Store podrían haber acrecentado el descontento de la comunidad, que ahora busca poder disfrutar de este tipo de contenido en la
consola por otras vías.

¿Y vosotros? ¿Aprovecharíais la posibilidad de disfrutar de más contenido y software en Xbox One por medios diferentes a los
proporcionados por Microsoft, o jamás os arriesgaríais a “piratear” vuestra consola? Es un debate que ya se plantea hace un tiempo,
la comunidad hacking y los logros que se habían obtenido en torno a Xbox One. Desde entonces nos han llegado los emuladores vía navegador web y también a través del modo dev, y ahora la posibilidad de ejecutar código casero. Sin duda el poder de la comunidad es imparable.
Esperemos que hagan más bien que mal.

Bueno hasta aquí la noticia, bye bye y acordaros de suscribiros, comentar y si os gusta la noticia, darle a me gusta.